San Martín de bal d´onsera



Distancia total : 4,5 + 4,5 = 9 Kilómetros
Dificultad: media
Tiempo total (Con almuerzo de 30´): 4h y 30 minutos Desnivel de 540 m

Nunca imaginarías encontrar un cenobio de la alta edad media ( 1075 d.c.) en tan inhóspito lugar. La pregunta constante durante el recorrido fue : ¿ A quién se le ocurriría venir por estos parajes a construir un monasterio?...

Es una senda muy señalizada, con carteles a lo largo de todo el camino que te indican por donde seguir la marcha.

Para llegar al Aparcamiento donde iniciamos el camino a pie, es necesario llegar hasta la localidad Oscense de San Julián de Banzo, a 1 h y 15´ aproximadamente desde Zaragoza. Nada más pasar Huesca dirección Barbastro, tomar el desvío a Loporzano en el estrecho de Quinto. Se pasa Loporzano (Recomendable comprar el pan en su Obrador), y tomamos la carretera dirección Barluenga y San Julián de Banzo. Una vez llegados a San Julián de Banzo seguiremos por la carretera hasta una señal que indica San Martín. Nada más entrar en ese camino, seguimos las señales y llegaremos al Parking.

Partimos andando por un camino ancho y muy bien marcado hasta el barranco que discurre por abajo. A los 5 minutos ya estamos en el cauce del barranco donde seguiremos muy pocos metros hasta encontrar una senda a nuestra izquierda que sigue paralela al curso del barranco y que nos hace el paso más ligero al no tener que ir por el cauce del barranco. Tomar esa senda es opcional, ya que un poquito más arriba, vuelve a coger el cauce del barranco como camino principal.

Poco a poco nos iremos adentrando en las paredes de roca que se divisan desde lejos cuando miramos la Sierra de Guara, y por donde transcurre el curso del barranco de San Martín.

A los 30 minutos llegaremos a un cruce señalizado donde se coge una senda un poquito más estrecha y rodeada de vegetación. Nos adentramos en zona boscosa, oscura y húmeda, un paraje muy fresco, ya que apenas llega la luz del sol. Verdaderos túneles vegetales nos acompañarán durante los próximos 40 minutos. La pendiente del camino empieza a ser bastante más prolongada.



Pasaremos por debajo de unas paredes donde se han equipado algunas vías de escalada (7ª dimensión e imaginamos que alguna más). Al poco rato llegaremos a otro cruce donde nos indicarán unas señales nuestro camino ( San Martín de bal d´onsera). Seguimos dentro del bosque de carrasca y Boj, sudorosos pero frescos por la sombra. Al rato llegaremos a unas paredes verticales donde el camino va pegado a ellas y donde veremos una planta trepadora que sube por la pared cogiendo bastante altura y una placa de cerámica en la roca donde nos pide una oración por un joven de Barluenga que murió en ese lugar en 1825 al despeñarse una roca. Justo Ahí el camino se divide en 2 opciones: La senda de los Burros (más largo pero menos aparatoso, recomendado para excursionistas con vértigo, niños, miedo a las alturas, pequeñas lesiones, perro…) y la senda de la Viñeta , donde se sube por escaleras labradas en la roca, sirgas, barandillas… una parte muy emocionante y donde subiremos con facilidad pero con precaución ( no es necesario llevar cuerdas ni arnés ni equipos de escalada alguno.)

Al final de la ultima sirga, tened cuidado de no proseguir la senda hacia arriba (la vista es muy bonita pero no es el camino), veréis una senda que sigue a la derecha, esa es la correcta. Poco después de dejar este cruce llegamos a la cresta de la montaña donde sobrecoge la vista y las aves que nos rodean.

Veremos otra señal donde nos indican que deberemos de descender por la ladera opuesta a la que hemos subido. Ya solo nos quedan unos 30 minutos para llegar a nuestro destino. La senda al principio es clara, después existen unas sirgas que más que para agarrarse, nos indican por donde tenemos que descender. Se baja hasta el mismo cauce del barranco. Ahí seguiremos subiendo el barranco unos 5 minutos y llegamos a este inhóspito pero precioso lugar.




FOTOS DE LA EXCURSIÓN PINCHANDO AQUI



2 comentarios:

jb dijo...

aparte de su inesperado emplazamiento, la ermita se embellece con una preciosa cascada en la parte posterior, desde luego no logro imaginar mejor lugar para el reposo y la meditación

david dijo...

Excursión MUY recomendable, bien señalizada, con vistas impresionantes y tramos divertidos, como la Viñeta.
Recomendable la subida por allí, porque la senda del burro debe dar una vuelta bien maja...
Haremos mas excursiones vuestras, ya os iré contando que tal...
Saludos...