Aspe (2.645 m)


Lunes 27 de Julio de 2009

Altitud: 2.645 m

Desnivel : 1.185 m

Dificultad: Media
Tiempo total: 2h 45´ ascensión + 2h regreso (5 h justas con parada del almuerzo).

Excursionistas: Diego.

Lo cierto es que no pensaba hacer esta ascensión, sino que pensaba dar un agradable paseo con Sara desde el corral de las mulas hasta los Ibones de Anayet, pero Sara se ha despertado indispuesta y he decidido cambiar de planes y hacer algo un poco más fuertecillo.

Decidí subir al Aspe desde el Valle de Aisa. Para llegar desde Jaca hasta donde dejaremos el coche, tomaremos la carretera N-330 dirección Somport hasta que pasado Castiello tomaremos el desvío que nos indica a Borao. Esta carretera en bastante mal estado pasa por el pueblo de Aratores, Borao y nos lleva a Aisa. Allí deberemos de seguir la carretera dirección a un campamento scout que está señalizado con sus propios carteles. Pasaremos ese campamento y llegaremos hasta el final de la carretera donde nos encontramos una valla. Aparcaremos el coche y empezaremos a andar por la pista dirección norte cruzando y cerrando la valla. Nos encontramos con dos valles, uno a nuestra izquierda donde veremos los lecherines y el collado de Torbillón así como el pico de la Magdalena y otro a nuestra izquierda por donde continúa la pista hacia un circo. La senda que deberemos de coger es la que sigue la línea que divide los dos valles. Sendero que por ahora transcurre subiendo poco a poco por pradera verde hasta llegar a un abrevadero (que estaba seco). Justo ahí, la senda se divide y nosotros deberemos de tomar la que sube hacia el embudo que observamos ante nosotros. Pasado el embudo seguimos la senda siempre dirección norte hasta llegar al poderoso Karst superior. Parece un paraje sacado de una película de ciencia ficción. Mientras atravesamos el Karst, deberemos de prestar atención a los hitos de piedra que nos indican el camino a seguir, ya que no hay sendero visible y el camino es peligroso, por los grande agujeros y simas que se extienden a lo larga de todo este tramo. Es una zona de grandes piedras grises, erosionadas por el hielo y la nieve que dejan afilados cantos hacia arriba. Este es el tramo más peligroso. Durante 45´ casi 1h, transcurrimos por esa zona de afilados cantos y profundos agujeros, después salimos a un collado intermedio donde veremos los valles de Francia y donde ya estaremos a poco tiempo de la cumbre que subiremos cresteando. Desde arriba, veremos Candanchú a nuestros pies, Francia, el valle de Aisa, los Lecherines, la Magdalena… merece la pena subir, solo por la vista, aunque a mi lo que más me impresiona fue la zona del Karst superior.

El regreso lo realicé por el mismo lugar por donde había subido, pero esta vez decidí bajar sin parar y a buen ritmo, ya que parecía que el tiempo estaba empeorando.

En fin, que casi sin haberlo planeado, ya tenemos otro pico registrado en nuestro blog. Esto marcha.

FOTOS DE LA EXCURSIÓN PINCHAR AQUÍ

Garmo Negro (3.066 m)



Viernes 24 de Julio de 2009

Altitud: 3.066 m


Desnivel : 1.431 m


Dificultad: Media-Alta


Tiempo total: 4 h subida + 3 h bajada (7h ).

Excursionistas: David (Lapi), Jose Carlos, Diego.


Este es el pico más alto que, de momento, hemos subido en “la gasolina a medias”, era un reto que ya hacía tiempo nos planteábamos: subir por encima de los 3.000 m. Para ello, este era el momento, llevábamos varias excursiones en días anteriores que nos habían puesto en forma, el tiempo pronosticado era bueno y estábamos en Jaca, a unos 50 minutos en coche de Panticosa (Balneario) donde dejamos el coche para empezar a subir.

Para llegar a Panticosa desde Jaca deberemos de ir hacia Sabiñánigo por la N-330 y tomar el desvía a Biescas. Una vez pasado Biescas deberemos de seguir la carretera dirección Francia por el Portalet. Al poco tiempo veremos el pantano de Bubal a nuestra derecha y continuaremos por la carretera hasta llegar a la cola del pantano donde un desvío no

s indicara Pueyo de Jaca y Panticosa. Una vez en Panticosa, continuaremos por la carretera que sube de forma más pronunciada y zigzaguea por el valle cerrado hasta llegar al Balneario. Allí aparcaremos y empezaremos nuestra Ascensión al Garmo Negro.


Empezamos a andar sobre las 6:22 de la mañana, esta vez habíamos madrugado para poder aprovechar bien la mañana. La senda comienza entre el barranco de Argualas y el de Arnals. En la guía (edit: Prames) indica que hay que coger el sendero desde el campo de fútbol, pero las

remodelaciones y cambios que ha habido en el Balneario estos últimos años no ha dejado ni un vestigio de dicho campo de futbol. En cualquier caso para asegurarnos de que nuestro sendero es el correcto, comprobaremos al poco de su inicio que hay una fuente de agua templada dentro de una edificación antigua con forma de cúpula circular (en este momento bastante ruinosa).

Seguiremos este sendero que nos lleva a unas praderas superiores (Mayata baja de Argualas) donde proseguiremos entre pinos a nuestra derecha hasta la Mayata Alta de Argualas. Allí por fuertes pendientes seguimos subiendo dejando los pinos atrás y encontrándonos en un circo de roca donde veremos un gran nevero a nuestra izquierda (por donde se puede ascender si tienes material adecuado y conocimientos de las técnicas adecuadas), una chimenea al frente que también se puede ascender entre un barranco terminando en una pequeña trepada, y un sendero poco marcado a nuestra derecha que sube entre dos rocas de forma más suave y sencilla dirección col

lado de Pondiellos. Nosotros tomamos esta senda y empezamos a subir, perdiendo el sendero en la parte superior donde termina la zona más verdosa (hay que fijarse que a nuestra izquierda continúa el sendero “normal”), nosotros no nos dimos cuenta y seguimos subiendo por la roca siguiendo los hitos que otros montañeros habían dejado. Cuando habíamos ascendido bastante, giramos a nuestra izquierda para dirigirnos a la base del Garmo Negro (llevábamos unas 2h 30´), Justo en ese lugar, José Carlos decide regresar por su fuerte dolor en la rodilla que

lleva varios días dándole mal (su vuelta al coche le resulta infernal, ya que el dolor se le agudiza al cargar las rodillas en las bajadas). Es una decisión muy acertada, no por ello esconde su mala leche de tenerse que volver, ya que su resistencia y forma física son inmejorables en ese momento y a penas nos quedaba 1h y 30´, pero sabe, que el descenso hubiese sido imposible con la rodilla así

desde la cumbre. Pasamos por debajo del Garmo Negro dirección a la Collata de Argualas, donde para ascender deberemos de cruzar un nevero. Tuvimos suerte de que no estuviese helado porque no llevábamos crampones ni piolet, así que pasamos sin dificultad con los bastones y clavando las botas, eso si, con muchísima precaución.

Una vez pasado el nevero, ascendemos por la pedrera que ya desde hace un buen rato nos acompaña. Llegamos hasta un circo donde encontramos otro gran nevero, ya estamos a 2.940m y aun nos quedan unos 100 m aprox. de desnivel. Desde ese circo en la Collata de Argualas, se marcan varias sendas que suben p

or la pedrera hasta la cumbre. El sendero no para de subir y cada vez de forma más prolongada desde que lo hemos cogido, el desnivel es considerable y a esa altura notamos algo de frio y viento, pero ya lo hemos conseguido, llegamos a la cumbre del Garmo Negro y por lo tanto a 3.066 m de altitud, las vistas son impresionantes, pero enseguida nos baja una niebla ya que las nubes hoy, están a esa altura. Comimos unos frutos secos y bebimos algo de agua y de regreso al coche.


El regreso al coche fue más rápido que la ascensión, además, esta vez si que encontramos el sendero que antes nos había despistado. El día estupendo, y los ánimos por las nubes. Ahora bien, esta

excursión no terminaré diciendo que es fácil, sencilla y para toda la familia. El desnivel es grande, hay algún paso complicado (neveros), y no para de ser una subida constante. Mereció la pena.

De Canal Roya a Ibones de Anayet

Jueves 23 de Julio de 2009


Altitud: 2.227 m

Desnivel : 887 m

Dificultad: Fácil

Tiempo total: 3h ida + 2 h 30´ regreso (5 h 30´ aprox)

Excursionistas: David (Lapi) y Diego.


Como ya hemos indicado en la excursión a refugio de Lopez Huici y collado de Torbilló

n o de la Magdalena, nos encontramos en Jaca, por lo que el acercamiento en coche lo realizaremos desde

Jaca. Deberemos de coger la carretera que nos lleva a Francia por el Somport N-330 y en Canfrac (estación) entrar al pueblo dirección Candanchú. Una vez pasada la localidad de Canfranc (estación) veremos el fuerte col de ladrone

s a nuestra derecha siguiendo por la N-330 hasta empezar a divisar el valle de Canal Roya a nuestra izquierda y empezar a ver el circo de Rioseta al frente, Justo en esta curva, veremos un aparcamiento a nuestra derecha con un puente que cruza el río. Ahí es donde aparcaremos el coche y empezaremos a andar. No hay que llegar al cuartel que está justo en la curva de Rioseta, es el aparcamiento que se encuentra justo antes.


Hemos empezado a andar sobre las 8:06. Como anunciaban lluvias hoy hemos madrugado menos

por si acaso y hemos decidido hacer una excursión mas suavecita. El tiempo está nublado pero con claros que va dejando el viento que sopla a la altura de las nubes. Empezamos por una pista ancha que empieza subiendo hasta una antigua chimenea recuperada para deleite de los arqueólogos industriales y de todo aquel que pase por allí. Justo en ese punto el camino empieza a descender un poco hasta que vuelve a retomar la subida. El desnivel a lo largo de todo el valle es poco, a penas unos 300 m. Se pasa una fuente a nuestra izquierda con un agua limpia, clara, fresca y deliciosa. Al poco rato aparece a nuestra derecha un campamento de la Teresianas que para estas fechas está lleno de tiendas de campaña, niños y niñas y monitores Teresianos. Tras dejar atrás el campamento de Teresianas, la pista termina al lado del río para convertirse en senda, hasta aquí pese a que en la guía (edit: Pirineos) marca 1 h, llevamos 30´, esto se debe a que esta

editorial marca los tiempos

con un ritmo muy asequible a todos los público y que además Lapi empieza a marcar su

ritmo (a fuego).


Poco más adelante cruzamos el río por un precario puente de obra para legar hasta un refugio donde encontramos montañeros durmiendo dentro. Aquí, la senda empieza a subir de forma u

n poco más fuerte, pero poco a poco. Seguimos subiendo

el valle, encontrando vacas que pasamos a pocos metros y una cabaña pastoril en la otra ladera del valle, al otro lado del río. A las 2 h de camino (a nuestro ritmo), llegamos al circo de Rinconada, donde encontramos una planicie de hierva con el río haciendo meandros y las paredes del circo donde no imaginamos por donde sube el sendero.

Dudamos si subir a los ibones o regresar, ya que empieza a estar muy nublado, pero mientras dudábamos empezó a clarear y decidimos continuar poco a poco por hacernos una idea de por donde va el sendero (nos

pica la curiosidad). El sendero empieza a subir de forma empinada aprovechando los pasos más sencillos pero no por ello menos expuestos. Es peculiar ve

r el recorrido de la ascensión de este sendero. Desde abajo no parece tan claro. Subimos durante 1h y legamos a los ibones de Anayet, dejando a nuestra derecha el pico de Anayet y a nuestra espalda el valle que hemos recorrido, viendo la altura que hemos ganado con unas vistas impresionantes. La Mayata de Anayet es impresionante y sus entornos nos hacer sentir personas privilegiadas de poder vivir en esta tierra de contrastes. Es curioso como estar rodeado de esta belleza te lleva a reflexionar de forma tan profunda, tambien puede ser la altura (2.227m).


El regreso lo realizamos por el mismo lugar por donde hemos venido. Hemos cogido un ritmo bastante fuerte de bajada y apenas hacemos ninguna parada, por lo que regresamos en 2 h 30´.


Al final el tiempo nos ha respetado, salvo alguna racha de viento, no ha llovido como pronosticaban desde el lunes. La excursión ha sido muy agradable y recomendable para todos.

Ibón de Ip


22 de Julio de 2009

Dificultad: Media

Desnivel acumulado:
1070 m

Duración: Tres hora aproximadamente en la ascensión y unas 2:30 bajada

Altitud máxima alcanzada: 2115 metros.

Excursionistas: Diego y José Carlos

Vuelven a ser las 6:20 y por segundo día consecutivo estamos ya en Canfranc pueblo, esta vez dejamos el coche nada más pasar el pueblo en dirección Francia, a la derecha, veremos un puente que podemos cruzar con el coche y dejarlo en la explanada que hay a su derecha.

Frente al puente cuando lo crucemos, veremos una ancha senda, ese es el comienza de nuestro camino, que hoy nos llevara hasta el ibón o embalse de Ip. La senda es parte del camino de Santiago, por lo cual está marcada, pero a los 150 m de marcha, veremos una bifurcación señalizada con un poste, a la izquierda “Canfranc estación- camino de Santiago”, a la derecha “Ibón de Ip”, ese será nuestro camino. De aquí en adelante, no tiene pérdida, aunque hay que estar atentos, porque al ser una ruta bastante transitada, veremos muchas bifurcaciones de sendas, que al poco se vuelven a unir, según se quiera acortar y subir mayor desnivel, o zigzaguear y subir más progresivamente.

Unos 1oo m más adelante, cruzaremos un puente de piedra, sobre las cascadas del barranco de Ip, en ese punto la senda gira a la derecha y tras pasar otro puente, en este caso el del ferrocarril, y esta vez por debajo, comienza la verdadera subida. Son fuertes rampas que nos introducen en un zigzag por el denso bosque, la verdad es que son duras y no hay muchos descansos, durante hora y media caminaremos por empinadas sendas y algún infernal tramo de pedrera. Digo lo de infernal, sobre todo por el desnivel, pero en mi caso, se agudizaba con una pequeña molestia en el menisco de la rodilla derecha, que me forzaba a parar de vez en cuando, la perfecta marcha del motor diesel de Diego, para aliviarme con Réflex.

Casi con dos horas de caminata, y habiendo dejado la preciosa parte del bosque, llegamos a la cabaña La Paridera, en este punto, prácticamente hemos salvado el desnivel de hoy. La cabaña es un pequeño refugio abierto, donde caben 2 o 3 personas. De aquí en adelante seguiremos de frente de cara el circo de Ip, por la pradera es un poco más difícil de seguir la senda, aunque siempre caminaremos por donde nos resulte más sencillo de ir. El único pequeño inconveniente que nos encontramos fue un fuerte viento al no tener ya el resguardo del bosque.

Merece la pena pararse, para echar la vista atrás y ver la Sierra de Magdalena y Los Lecherines, por donde habíamos estado andando ayer, y ver perfectamente hasta el punto que llegamos.

Una vez pasada la pradera caminaremos por terreno más rocoso, atravesando pequeños barrancos sin ninguna dificultad, nos encontramos un par de cabañas más, una cerrada y otra abierta en la que habían pasado noche unos excursionistas, que querían subir a Collarada, pero decidieron posponer la subida a otro día por el viento.

En tres horas, menos unos pocos minutos, llegamos al nuevo refugio de Ip, a escasos metros del impresionante ibón de Ip. Este ibón tiene capacidad para 5.300.000 metros cúbicos de agua, es inmenso, pero su espectacularidad reside en el circo que le rodea, Collarada (2.886m.), Colladareta, punta del Águila (2.697m.), Picu Laya (2.522m.), Pala de Alcañis (2.753m.), y Peña Nevera (2.704m.), que forman las paredes naturales del ibón. Un lugar para sentirse en paz y disfrutar de la montaña en estado puro.

Decía lo del nuevo refugio, porque ya hace unos cuantos años, más de diez, cuando estaba de campamentos en Villanúa, hice esta misma ruta, y recuerdo perfectamente, el viejo edificio de eléctricas, con su grandes dimensiones, sus tres alturas, jugando a “cartas de magic” en los pasillos, para que el aire no se nos llevara las cartas en las habitaciones con las ventanas rotas, donde grabamos en sus viejas paredes un dibujo de un dragón enorme y firmamos todos los que estábamos, bajando con las esterillas por los neveros de la orilla del ibón,… que buenos recuerdos. Fue construido en la década de los 60 por la C.H.E., las aguas de lbón de Ip, situado a más de 2.000 metros de altitud, se represan y conducen mediante tubos de 2 metros de diámetro, salvando un precipicio de 1.000 metros, hasta la central instalada en Canfranc. . Pero ya sabía que ese edificio, estaba en ruinas por el desuso, lo habían demolido por seguridad y en su lugar han hecho un refugio de dos alturas, que parece bastante acogedor y tiene capacidad para 10 o más personas.

Tomamos un ligero almuerzo, y volvemos por donde hemos venido, el único problema mi rodilla, notaba pinchazos al bajar las fuertes pendientes y eso ralentizo nuestra marcha, con paradas para colocarme la rodillera y descansar. Diego como buen compañero se adecuo a mi ritmo par hacerme la bajada más llevadera.

Una excursión espectacular por las vistas de sus picos, cascadas, barrancos, su flora y el ibón, y llena de recuerdos para compartir.

Refugio López Huici (Collado de Torbillón) desde Canfranc

21 de Julio de 2009

Altitud: Canfranc 1046 refugio 1978 m

Tiempo: 3:10 hasta el refugio con paradas, más 15 min al collado de Torbillón

Dificultad: fácil

Excursionistas: Diego y José Carlos



Parte de nuestras vacaciones las planificamos en el apartamento de Diego en Jaca, el cual sería nuestro cuartel general, para irnos unos días a hacer ruticas por el pirineo, así pues estos días partiremos desde Jaca en coche. A esta bella cuidad del pirineo se accede desde Zaragoza por la A-23 dirección Huesca y cuando termina la utopista continuar por la N-330, hasta Jaca, no tiene perdida, en menos de 2 h llegas sin problemas, a no ser por las obras que se están realizando.

Desde Jaca, hoy nos dirigimos a Canfranc Pueblo, a unos 16 km continuando por la N-330. Son las 6:15 de la mañana y ya estamos aparcando a la izquierda del pueblo, en la parada del autobús, desde donde sale la senda, la primera parte hasta las praderas de Gabardito (1500m), la hizo Diego anteriormente, así que os remito a ella http://lagasolinaamedias.blogspot.com/2009/04/praderas-de-gabardito.html.

A diferencia que en Abril, no había nada de nieve, y alcanzamos en refugio de las praderas en 1:10, tomamos un trago y avanzamos por la pradera unos 150m, para girar por una senda a la derecha que nos introducirá al bosque, viendo de frente las siluetas de los impresionantes Lecherines. Esta senda nos dirige a través del bosque, sin perder altura hacia las praderas de Lecherines, está bastante bien pisada, además de marcada con mojones, Se atraviesan varios barrancos, sin dificultad, pero en los que se pueden observar la fuerza del agua al bajar por ellos, ya que están llenos de trocos y grandes ramas, arrastrados pendiente abajo.

Llegamos a las praderas de Lecherines, donde se encuentra el refugio de Lecherines Bajo (1678 m) y un innumerable rebaño de vacas, que pastan a sus anchas durante el verano, la verdad es que no te quitan el ojo, pero son totalmente inofensivas, supongo que mientras no les toques las ubres. Esquivando vacas, decidimos hacer una pequeña parada para comer algo de fruta a la sombra del refugio. Desde aquí salen dos rutas, una la del refugio que vamos a explicar dirección N y otra dirección NE que sube a una cueva helada, en el mismo tiempo que se alcanza el refugio, algún día la haremos.

Así pues, pasamos junto al abrevadero y continuamos dirección N, por una senda muy marcada, que a los pocos metros se convierte en unas empinadas cuestas marcadas por mojones, que nos harán girar a la izquierda, para ascender por delante de los Lecherines, viendo el refugio de López Huici de frente. A unos 10 min del refugio encontramos otro abrevadero, rellenamos en su fuente las botellas, con una magnifica agua helada y remontamos los pocos metros que quedan hasta el refugio (1978), el refugio tiene capacidad para unas 1o personas, tiene salón, chimenea, sobras de comida para un apuro y un pequeño botiquin, la única recomendación es de no sacar los colchones, para que no se llenen de pulgas.

En los mapas que llevábamos, marcaba la subida en 3:30 y como vimos que nos había costado 3:10 con paradas decidimos avanzar hasta el collado de Torbillón, unos 15 min más, en este breve trecho, vemos unos Sarrios, que en cuanto notan nuestra presencia, escalan a una velocidad de vértigo las pedrizas de los Lecherines.

Llegamos hasta una valla, desde donde se puede coger una senda hacia Aísa o un camino bordeando el collado de la Magdalena. Desde ahí vemos impresionantes vistas del Valle de Napazal, con picos como el Aspe, mirando hacia Aísa y una imagen bucólica, mirando hacia el López Huici, con un rebaño de ovejas en su ladera de abajo, bajo la silueta de los Lecherines.

Almorzamos en el refugio, dejamos nuestras referencias en un cuaderno de firmas y deshicimos el camino andado, disfrutando en la bajada del entorno. Esta es la primera de varias excursiones por el pirineo y nos dejo con buen sabor de boca…

El Tozal de Guara (2077m)

16 de Julio de 2009

Altitud:
2077 m

Tiempo: 4 h ida + 3,5 regreso = 7 h 30´

Altitud mínima: 878

Distancia total: 21,5 km (10,75 ida + 10,75 vuelta)

Desnivel: 1199 m

Dificultad: Media (es larga y se realiza un gran desnivel prácticamente de golpe)

Excursionistas: Rodrigo y Diego


El Tozal de Guara es la cumbre más alta de la Sierra de Guara (2077m). Se puede empezar desde diferentes puntos: desde Nocito en su cara norte (parece ser la más corta), desde “La Tejería” (por la parte sur pasando por la Ermita de Fabana; que es la que nosotros hicimos) y desde Santa Cilia de Panzano (más larga, pero menos escarpada).

El coche lo dejaremos en el mismo lugar que se deja cuando se va al “Mondinero” o “San Cosme y San Damián” , al lado de una Borda en ruinas que debía de ser una tejería, ya que así se denomina. Partiendo de Huesca dirección Barbastro por la N-240 llegaremos al estrecho de Quinto nada más salir de la capital Oscense. Ahí deberemos de coger el desvío que nos marca hacia Loporzano (tened cuidado con el cruce, es algo arriesgado). En Lugar de llegar a Loporzano deberemos de coger el cruce que nos indica a nuestra derecha hacia Bandalies y seguir esa carretera (carretera Sietamo-Boltaña), hasta un cruce que nos indica a nuestra derecha a San Cosme y San Damian justo antes de llegar a la localidad de Aguas (1 Km. antes). Tomaremos esa carretera hasta una casa de la CHE donde dejaremos la carretera para proseguir por una pista de tierra ancha y con buen trazado. Llegaremos a un lugar donde la pista se divide en 2 y donde existe una cadena que te impide pasar con el coche dejando a nuestra derecha la tejería. Ahí aparcaremos el coche (un pequeño aparcamiento para 5 o 6 coches). Empezamos a andar.

Nosotros empezamos a caminar a las 7: 42 AM. Habíamos salido de Zaragoza a las 6:00 y nos habíamos entretenido en Loporzano tratando de comprar pan. Aparcamos el coche justo al lado de los carteles indicadores de camino, donde claramente vimos la dirección que debíamos de tomar: Ermita de Fabana, Tozal de Guara, Nocito. La senda empieza adentrandose en zona boscosa y durante los primeros 20 minutos empieza a descender, enseguida llegamos a la Ermita de Fabana, una ermita Románica del s.XII en ruinas. Seguiremos el sendero a nuestra izquierda que un poco más ancho sigue bajando hasta el lecho de un pequeño riachuelo que lleva sus aguas al embalse de Calcón. Allí deberemos seguir a nuestra izquierda dirección Petreñales (lo pone indicado en un cartelito). Sin tardar alcanzamos la entrada a las Gargantas de Fabana, un barranco por el cual deberemos de avanzar aguas arriba y cuya estrechez nos sobrecoge. Es una parte bastante divertida ya que tenemos que ir haciendo equilibrios por las rocas para no mojarnos los pies y tratar de adivinar la senda, mientras vemos alguna culebrilla de agua, ranas, barqueros y alguna libélula de espectaculares colores. Quien nos iba a decir a Rodrigo y a mí que esas misma aguas calmarían el cansancio y el sofoco de nuestro regreso horas más tarde haciéndonos temblar de placer al mojarnos la cabeza con el gorro a modo de palangana.

Tras pasar las gargantas de Fabana seguiremos el sendero, que sube poco a poco donde al poco rato encontraremos el cartel que nos indica la subida al Fragineto y que deberemos de pasar de largo siguiendo nuestra dirección. Llegaremos a un pequeño claro donde se divisa todo el valle que deberemos de seguir con una pared de roca en la ladera que dejamos a nuestra izquierda bastante peculiar. Llevaremos 1 h y 30´ aproximadamente y seguiremos avanzando a lo largo de todo este valle hasta llegar a un poste donde nos indica la dirección de Tozal de Guara siguiendo el camino. Justo ahí parte otra senda a nuestra derecha (lo pone marcado a bolígrafo grabado en el poste de madera de forma manual), que sube también al Tozal pero por la senda “revientachulos” cuyo nombre es apropiado a su perfil. Nosotros tomamos la opción del revientachulos ya que vimos que se acortaba la vuelta bastante y nos veíamos con fuerza (en ese momento), el revientachulos termina en un sendero llano que deberemos de tomar a nuestra derecha hasta salir al Raso de los Hongos a pocos minutos. Hasta aquí llevaremos unas 2 h y 20´ aprox., pero a partir de ahora, cada vez será más empinado nuestro camino.

Seguimos avanzando por nuestro sendero hasta alcanzar un collado donde se divisa toda la Plana de Huesca y gran parte de los barrancos y cumbres de Guara, una vista que merece la pena saborear y tratar de poner el nombre correcto a las localidades que se ven desde esa altura, lamentablemente teníamos algo de brumilla y no se disfrutaba el horizonte, pero nos consta que desde allí se ve Zaragoza, el Valle del Ebro, el Moncayo y las cumbres del sistema Ibérico.

Desde este collado seguimos subiendo por el sendero y nos encontramos a un señor que ya estaba bajando (a las 10:00), nos comentó que el mejor camino para ascender era seguir por la cresta del Tozal siguiendo los mojones de piedra para evitar las pedreras. Era cierto, ya que decidimos regresar por ellas y mientras bajábamos pensábamos que menos mal que no las habíamos subido porque hubiese sido infernal.

Poco a poco llegamos casi al final de la pedrera por su parte izquierda y ya no nos quedaba más que continuar unos pocos metros más para llegar a la cruz de la cumbre. Llegamos a las 11: 52 . Orgullosos, algo cansados pero encantados con las vistas que desde allí podíamos ver. Todo el parque Natural de Guara, el pirineo al fondo y Nocito con su valle abajo mirando al sur, toda la depresión del Ebro, Plana de Huesca y cañones de Guara al sur… ¡Espectacular!.

Salimos de vuelta a las 12:06, tras el almuerzo y como no encontrábamos el camino que nos había dejado en la parte superior de la pedrera decidimos bajar por la misma hasta enlazar con el sendero normal (hay un poste donde lo indica, aunque está roto se adivina la dirección a tomar). El resto lo hicimos por el mimo camino que la ida, eso sí, bastante más cansados y con el sol en nuestro cogote ya que era mediodía. El valle que nos lleva hasta las gargantas de Fabana se nos hizo bastante más largo que a la ida.

Recomendamos hacer esta excursión a personas que tengan algo de forma física y aguante. Llevar bastante agua (nosotros llevábamos 4 l. y no nos sobró ni una gota), importante buen calzado (nada de zapatillas de deporte, calzado de montaña) y a poder ser bastones (os facilitarán mucho tanto las subidas, como los descensos). Llegamos al coche ha las 15:35.

Bueno, por ahora solo queda decir (para que Rodrigo pueda chafardear), que esta es de momento, la excursión más larga y dura que hemos registrado en nuestro blog. Ahora bien, como mejor sienta una jarra helada de cerveza en el Apolo de Huesca es después de subir al Tozal de Guara caminando durante 7h y media.

FOTOS DE LA EXCURSIÓN PINCHAR AQUÍ

Peña de Gratal

8 de julio 2009

Altitud: 1.563m
Distancia Total: 7 ida + 7 regreso = 14 Km
Desnivel: 603 m
Tiempo: 2h 20 minutos subir + 1h 45 minutos bajar = 4h 5 minutos (sin contar paradas)
Dificultad: Fácil.
Excursionistas: Diego.

¿Sabéis el dicho de “más contento que un chiquillo con zapatos nuevos”?, pues así estaba yo esta mañana cuando he empezado a andar, pero en lugar de zapatos, con botas de montaña.

Sara me regalo para mi cumple unas botas de montaña El sábado pasado las fuimos a comprar y como yo soy de las personas que necesitan experimentar todo de la forma más inmediata posible no he podido resistirme: me he levantado a las 5:00 para hacer la Peña de Gratal. Además también me servirá para prepararme físicamente, pues dentro de semana y media el equipo de dirección de “la gasolina a medias” subiremos toda la semana a Jaca con la intención de hacer cuatro o cinco excursiones por alta montaña. A esta afrenta se nos unirá algún habitual como David (Lapi), que también estará de vacaciones. El resto de habituales, ya sabe que también está invitado.

Bueno, por ir al grano. Decir que esta excursión parte de la presa de Arguis (pequeño embalse que de dejamos a nuestra izquierda cuando subimos el puerto de Monrepós). Para llegar desde Zaragoza deberéis pasar Huesca dirección Jaca. Cuando termina la autovía en Nueno empieza el puerto de Monrepós, donde más o menos a mitad de puerto, veremos el embalse a nuestra izquierda y un desvío que sale a nuestra derecha dirección Arguis. Cogeremos ese desvío pero no para llegar al pueblo de Arguis, sino para cambiar la dirección de nuestra marcha y dirigirnos a la presa del embalse. Allí dejaremos el coche. Saliendo de Zaragoza a la 5:30 y parando a echar gasolina he empezado a andar sobre las 6:50 para haceros una idea del tiempo.

La presa de Arguis es la presa en funcionamiento más antigua de Aragón. Data de principios del s. XVIII, servía para regar los campos de La Plana de Huesca. Ahora es un embalse de pesca deportiva. Cruzaremos esta presa para continuar por el camino que sube levemente internándose en el bosque de pino. Seguiremos este camino siempre hacia arriba, desemboca en otra pista (un poquito más ancha y con el piso más arreglado) que deberemos de seguir siempre hacia arriba. Al cabo de unos 40´ esta última pista da un giro completo de 180º . Ahí, parte un sendero que transcurre por el cauce de un barranco donde existe un cartelito que indica que que es el sendero de Peña de Gratal. Este sendero paralelo al lecho del barranco también transcurre paralelo a la línea del gasoducto que va del Serrablo a Zaragoza y el cual tomaremos como referencia porque nos lleva prácticamente hasta la base de la Peña. Durante unos minuto iremos siguiendo la línea del gasoducto hasta encontrarnos con una subida recta muy pronunciada que se puede salvar si se quiere por un sendero que se toma a la derecha. La subida por el sendero te lleva hasta una pista que deberás de tomar a la izquierda hasta encontrarte otra vez con el gasoducto. Deberás de seguir el gasoducto hacia las praderas que se divisan abajo con la peña de Gratal al frente. Estas praderas son las “Campas de Bonés” con su “fuente de Bonés” donde podremos beber agua y rellenar nuestras cantimploras. Esta fuente esta en una pequeña caseta que dejamos a nuestra derecha según abanzamos hacia la peña de Gratal. Al final de las “Campas” veremos un camino que sube zigzagueando hacia la base de la Peña (a estamos cerca). En 3 o 4 Zigzagueos observaremos en una de sus curvas un sendero un poco escondido pero marcado con montoncitos de piedra que nos han ido señalando prácticamente todo el camino desde las “Campas”. Ese sendero nos deja en la misma cumbre. Eso sí, es bastante pronunciado y con alguna piedra suelta que te puede hacer resbalar.

La vista desde la cima es espectacular, una vista de pájaro de toda la plana de Huesca con el embalse de la Sotonera frente a nosotros, Bolea, Pui Bolea, Loarre y el castillo de Loarre destacan entre los campos dorados por el cereal. Detrás de nosotros las cumbres más altas del Pirineo: Collarada, Monte Perdido, Taillón, Brecha de rolando, Marboré… A nuestra derecha podemos ver San Juan de la Peña y a nuestra izquierda parte de el Salto de Roldan y el pico del Águila. En definitiva una panorámica impresionante.

El regreso lo realizaremos por el mismo camino. La excursión no parece difícil, la única complicación puede ser un poco la pendiente final, pero si se va con cuidado, no tiene por que haber ningún problema. Recomiendo llevar bastones sobre todo para las bajadas.

Según pone en la guía de Prames, Se llega a la cima en 3 h, aunque a mi me costó 2h y 20´ y según otras páginas, 2h 30´ aprox. El regreso un poquito más corto. A las 11:15 ya estaba en el coche.

Por cierto: Las botas son acojonantes…

FOTOS DE LA EXCURSIÓN PINCHAR AQUÍ