Tozal de guara (2077 m.), desde Santa Cilia, bueno casi…


Viernes, 29 de enero de 2010

Distancia: 20 Km.

Desnivel acumulado de subida: unos 1250m.

Altura máxima: 1962m.

Altura mínima: 740m.

Tiempo movimiento: 4:45

Tiempo parado: 1:10

Dificultad: fácil, moderada en invierno

Tipo: ascensión y descenso por el mismo sitio

Excursionistas: David (el lapi) y José Carlos


“Lo importante es bajar”, eso es lo que me dijo Diego cuando le conté la crónica de la excursión de hoy. Como se deduce en la ficha, no llegamos a la cima, el factor determinante fue un insoportable y gélido viento, que nos hizo tomar la decisión de no hacer cumbre cuando a David literalmente le arranco el gorro de la cabeza, cuando querías apoyar el bastón y te lo cruzaba entre las piernas y cuando vimos que el Power-ade que llevaba en la rejilla exterior de mi mochila se había congelado en menos de 20 minutos, nos quedamos a menos de 1 km. y a unos 110 m. de desnivel, ya lo dice el refrán “San Valero ventolero”… fue lo mejor que pudimos hacer, lo importante es bajar, para poder volver a subir.


Indagando en páginas de datos del tiempo, encontré esta completísima página meteorológica de Guara http://www.parquedeguara.es, la estación está situada en Guara a 750 msnm (metros sobre nivel del mar), ese día hacia las 12 h. registraron rachas de viento entre 70 y 80 km/h, nosotros a esa hora estábamos a unos 1900 msnm, no se a cuantos km/h nos pegaba el viento, pero era inaguantable estar de pie allí.


Bueno, empecemos desde el principio, aprovechando la festividad de San Valero planeamos un fin de semana en Alquezar, David y yo nos fuimos de avanzadilla, alas 8 de la mañana estábamos ya en Santa Cilia, el madrugo fue considerable. A esta pequeña localidad de la Sierra de Guara se accede por la N-240 desde Huesca dirección Barbastro, giraremos a la A-1227 dirección Bandalies, en el cruce de Loprzano, y tras pasar Aguas veremos el cruce a Santa Cilia, 1:30 desde Zaragoza.


Subíamos escuchando la predicción del tiempo y daban precipitaciones en forma de nieve a 1000 m, pero al llegar un amanecer totalmente despejado y un viento en calma nos recibió, dejamos el coche en el parking junto al cementerio, pero 1 km más adelante por la pista que sale del pueblo hay un parking, al que se puede acceder con el coche y en el que se encuentran las señales de la ficha y señalizaciones de la ruta. Como os contaba a las 8:15 salíamos del pueblo por la calle principal que se convierte en pista y llega al parking de la ruta, la pista continúa desde las señales unos 40 min, para convertirse en la senda que sube al Tozal.


A eso de las 9, y ya calientes por el constante, aunque por ahora moderado desnivel del camino, empezó a soplar el viento, la subida se realiza por el barranco que baja de Tozal de Cubilars, esta todo marcado con mojones y las señales de cruces están muy bien situadas. A medida que subíamos cambiaba el paisaje, dejábamos atrás los pinos y empezaba lapica imagen de vegetación baja de Guara.

Se sale del barranco afrontando un duro repecho llamado la Subida del Pajarico, que nos dejará en la fuente de Fondarrés donde había 5 pequeños pozos helados, ni tirando piedras se rompía el hielo jeje, de ahí en adelante y tras comer algo de fruta, solo pisamos sobre nieve, había unas enormes pisadas de algún grupo que hizo la ruta con la nieve recién caída que nos sirvió perfectamente de guía.

El siguiente punto es el desvió al Tozal de Cubiliars, está indicado con un poste, giraremos a la izquierda dirección el Tozal de Guara, seguimos subiendo sin descanso, ganamos el collado de vallemona y descendemos unos metros hasta el Pozo de Nieve Vallemona o del Duque (iglú de piedra). El viento a esta altura (1780 m.) ya era insoportable, nos refugiamos en la cara sur del iglú, bebemos algo y entre nubes intentamos divisar la cumbre, creíamos que era lo que teníamos delante, así que sin pensarlo volvemos a andar, en unos 600 m se pasa a 1962 m., es un pechugazo considerable, en la subida se me suben los cuádriceps, pero por el viento no puedo estirarlos, no podía estar a la pata coja para estira, David desciende para ayudarme a estirar un par de veces, pero al coronar el collado, David señala un gran mojón pensando que es cima, pero yo con gestos, le digo que no, había visto fotos y no eran de un mojón. Seguimos por el llano y al levantar la vista veo que David se echa las manos a la cabeza, adiós gorro, el viento ha traído una nube que en un momento nos deja sin visibilidad, no sabíamos cuanto nos quedaba, yo no me atrevía a sacar el GPS por si se me caía y se iba con el gorro, y sacar el mapa era impensable, la decisión ya la sabéis

.

Bajamos hasta el pozo y de nuevo refugiados por él, nos tomamos un respiro y almorzamos algo mientras comentamos que jamás habíamos sentido un viento así, bebimos agua, el power-ade no salía y guardamos un minuto de silencio por el gorro jeje. Las nubes se van arrolladas por el viento y nos dejan ver una magnifica imagen de los pirineos nevados, mientras el sol nos calienta un poco, pegados a las piedras del pozo como lagartijas al sol.


Descendimos por las mismas huellas, sendas y camino que subimos, extrañamente estábamos muy contentos y satisfechos, aún sin haber hecho cumbre, fue uno de esos días en los que la montaña te sorprende, te pone a prueba y te recuerda que el respeto a ella es lo primero que debes echarte en la mochila antes de salir, pero estos días son en los que te enamoras de ella.

En resumen un magnífico día.

Volveremos pronto, ella lo sabe jeje. Hasta la próxima…



3 comentarios:

juanjo dijo...

Sí señor, buena lección "lo impotante es bajar".
Mi padre me lo enseñó de otra manera "el cementerio está lleno de valientes"
Un saludo, compañeros

juanjo dijo...

Como comentario de la inseción del mapa de wikiloc, si quereis, podeis variar algún parámetro, además del tamaño:
measures=on ->muestra perfil y distancia
maptype=T -> topográfico
maptype=M -> mapa
maptype=H -> híbrido
maptype=S -> satélite

Saludos,

jb dijo...

gracias por la información juanjo, ire probando. además tengo que calibrar el altímetro, porque falla unos metros con el topohispania.

una pena lo de no llegar a cima, pero fué lo más sensato... buena frase la de tu padre.

salud